Nuevas opciones de pago sin contacto

Desde hace años, los pagos sin contacto están en alza, sobre todo con el estallido de la pandemia y debido a la mayor dependencia de los dispositivos móviles. Los analistas creen que América Latina pronto superará a Estados Unidos como región con más usuarios de monederos móviles. Al parecer, las tarjetas de crédito y débito serán totalmente suplantadas por los monederos móviles en 2020. En ese escenario, los bancos perderían una parte significativa de su cuota de mercado en las transacciones minoristas. Sin embargo, las nuevas tecnologías de tarjetas sin contacto, en particular la tecnología de comunicación de campo cercano (NFC), surgieron para afrontar el reto.

NFC permite aparatos inteligentes para comunicarse de forma inalámbrica cuando se tocan o se acercan. Las tarjetas habilitadas para NFC pueden utilizarse para confirmar un pago simplemente acercándolas a un teléfono móvil, por lo que a la mayoría de los vendedores les resulta sencillo e indoloro aceptar pagos bancarios a través de NFC en el momento de la compra.

Los vendedores de América Latina que quieran destacarse en 2023 deberán incluir los pagos sin contacto en sus estrategias comerciales, ya sea a través de NFC u otra tecnología.

Métodos de pago del comercio electrónico en Brasil, Chile, Colombia y México. (Fuente: AMI, Americas Market Intelligence) 

Bajan las comisiones de los comercios

En cualquier negocio, la competencia feroz tiende a bajar las tarifas, y esto es ciertamente cierto en el mundo de los proveedores de servicios de pago (PSP) latinoamericanos. Debido a que las tasas de transacción están bajando rápidamente, varios comerciantes latinoamericanos pueden ahora tomar pagos digitales gratuitos o con comisiones muy bajas. Esta tendencia también está reduciendo el coste de los bienes y servicios para los consumidores, permitiendo que el mercado de pagos prospere como nunca antes.

Opciones adicionales de pago P2P

Más del 50% de todo el trabajo en la mayoría de los países latinoamericanos sigue siendo "informal". Antes de la pandemia, este trabajo informal implicaba normalmente el intercambio de dinero. Sin embargo, con el auge de los pagos digitales, muchas de estas transacciones se realizan ahora a través de peer-to-peer (P2P).

Como resultado, las aplicaciones P2P son cada vez más populares en América Latina como opción de pago rápido. Pix en Brasil, Yape en Perú y MACH en Chile son algunos ejemplos locales. Estas aplicaciones permiten que dos personas envíen y reciban dinero directamente entre sí en cuestión de segundos, en lugar de los minutos o días necesarios para una transacción bancaria normal.

La interoperabilidad ha mejorado.

A pesar de todas las tendencias y posibilidades de pago, hay un obstáculo clave que superar: interoperabilidad. Supongamos que un comerciante ofrece cuatro opciones alternativas de compra con monedero digital y un comprador tiene en mente una quinta opción. El comprador debe registrar una nueva cuenta o cancelar la compra.

Algunos PSP pretenden facilitar los pagos desde y hacia una gama más amplia de plataformas y proveedores de pagos. Por ejemplo, bancos, empresas de tecnología financiera, aplicaciones peer-to-peer y otros. Una interfaz de programación de aplicaciones (API), por ejemplo, podría actuar como enlace entre múltiples programas de software. Esto permite que plataformas con arquitecturas diversas comunicar y transmitir dinero.

Adaptarse a las tendencias

Las empresas pueden beneficiarse de estas nuevas tendencias y tecnologías. He aquí uno de los enfoques más eficaces para que los vendedores y proveedores de servicios de cualquier empresa empiecen a adaptarse y obtener una ventaja competitiva.

Estas empresas deben proporcionar a sus clientes más opciones de pago. Si ya acepta pagos por cinco vías distintas o monederos móviles, considere la posibilidad de añadir un par más. Investiga las soluciones más populares en tu zona y recopila datos sobre lo que utilizan tus consumidores para no perder negocio. Incluir NFC y otros medios de pago sin contacto opciones de su lista.

Conclusión

En conclusión, el cambio hacia los pagos digitales en América Latina se está acelerando y está redefiniendo la forma de gestionar y procesar los pagos. Los pagos sin contacto, la reducción de las comisiones de los comercios, el aumento de las opciones de pago P2P y la mejora de la interoperabilidad contribuyen a esta tendencia.

Esta reforma tiene el potencial de impulsar la inversión extranjera en América Latina al establecer un sistema de pagos más eficaz y ágil. Esto atraerá a más empresas a invertir en la región. La simplicidad y facilidad de los pagos digitales también puede inspirar a los consumidores a gastar más, contribuyendo al crecimiento económico. Sin embargo, es importante que las empresas se adapten e integren estas nuevas opciones de pago en sus estrategias para seguir siendo competitivas en el mercado.